ELEVACIÓN DE SENO MAXILAR: “un paso decisivo para recuperar la sonrisa…”

¿Por qué necesito una elevación de seno maxilar?

Con frecuencia se requiere una elevación de seno como un primer paso para colocar un implante dental en la región posterior de la mandíbula. Cuando se pierden dientes en la región póstero-superior, con el tiempo el hueso de esa zona se estrecha y reabsorbe de forma fisiológica. En consecuencia, las cavidades sinusales se expanden para ocupar el espacio vacío en el que se encontraba el hueso. Al no haber suficiente hueso para colocar el implante dental de manera segura, los senos se tienen que rellenar para obtener hueso adicional en esa zona.

 

¿Ventajas?

Una elevación de seno es un proceso que ayuda a su cuerpo a rehabilitar una zona deficiente en hueso obteniendo hueso natural propio. Las técnicas y materiales utilizados en este procedimiento han mejorado progresivamente con el tiempo, haciendo que la elevación de seno sea uno de los tipos de intervención de injerto óseo intraoral más predecible y con mayor porcentaje de éxito.

  • Reducción de la posibilidad de lesionar los senos durante la colocación de los implantes.
  • Crecimiento de hueso propio para restaurar el hueso perdido.
  • Creación de un entorno adecuado para la colocación de implantes.

 

¿Puede causarme problemas en el futuro?

Son intervenciones rutinarias y frecuentes. Cuando se realizan correctamente no tienen por que afectar en modo alguno a los senos, la respiración o provocar alergias.

 

¿Que puedo esperar de una elevación de seno maxilar?

Existen dos tipos de elevaciones. El tipo de intervención que se elija para usted dependerá de la cantidad de hueso que tenga.

Antes de la intervención, el dentista le hará todas las instrucciones pre operatorias que debe conocer, así como todos los detalles especifico relativos al procedimiento quirúrgico. Esto puedo incluir los pasos generales siguientes:

  1. Aplicación de anestesia local en zona intervenida.
  2. Creación de una pequeña ventana ósea para acceder a la cavidad sinusal.
  3. La membrana del seno se eleva suavemente con un instrumento pequeño.
  4. El material de injerto se coloca entre la membrana del seno y el hueso subyacente .
  5. El material de injerto se estabiliza con una membrana protectora y se sutura la encía.
  6. Dependiendo de la cantidad de hueso remanente, en ocasiones se puede colocar el implante en el procedimiento de elevación de seno. En caso contrario su dentista dejara que transcurra entre 4 y 9 meses para la cicatrización antes de colocarlo.

 

¿De donde procede el hueso injertado?

Durante muchos años el hueso necesario para esta intervención tenia que tomarse de otra región mandibular o del cuerpo del paciente hecho que implicaba una cirugía adicional. Hoy en día, se pueden utilizar materiales de injerto como los aloinjertos PUROS ® en lugar de su propio tejido, de manera que no es necesaria una cirugía adicional. Durante el proceso de cicatrización, el material injertado actúa como una matriz que será sustituida por el hueso nuevo propio del paciente.

 

¿Qué son los aloinjertos PUROS ®?

Son procedentes de donantes humanos que han sido refinados mediante el proceso patentado de esterilización de varios pasos Tutoplast. Este proceso asegura el mas alto nivel de seguridad y calidad con un mínimo riesgo de transmisión de enfermedades. El resultado es un material de injerto seguro y biocompatible. Los tejido procesados con Tutoplast se han usado con seguridad en mas de 3.000.000 de intervenciones por mas de 35 años.